Sólo un tercio de las SmartTV están conectadas a internet

Tres millones de personas usan la 'SmartTV' en España | Suelen ser hombres jóvenes con estudios superiores | La mayoría de internautas, dispuestos a pagar por ver vídeos 'on line'

La compra de televisores inteligentes (SmartTV) en España continúa acaparando las ventas aunque pocos son los que realmente saben sacar el máximo rendimiento a estos dispositivos. De hecho, sólo el 36% de los que tienen una de estas televisiones en casa lo tienen conectado a Internet. La gran mayoría "desconocen" cómo hacerlo, se muestran "poco o nada interesados" en hacerlo o se conectan a la Red mediante otros dispositivos. Ésta es una de las principales conclusiones de un estudio publicado por IAB Spain, que analiza por primera vez en nuestro país el uso de las SmartTV y vídeos on line.

Pese a que cada vez son más las televisiones con conexión a internet en los hogares españoles, por el momento sólo 3 millones de personas admiten utilizar este dispositivo (aunque más de 10 millones de personas han oído hablar de su existencia). El consumo de contenidos también difiere mucho de lo esperado ya que mientras la televisión convencional se usa a diario, la visualización de contenidos on line es ocasional.

Sin embargo, entre los que no poseen aún una SmartTV sí que hay un interés por convertir la televisión en un centro multimedia. De hecho, el 18% de los internautas conectan sus televisores a Internet mediante otros dispositivos como videoconsolas o adaptadores específicos. Este segmento de la población, además, dispone de una media de 4,4 aparatos diferentes para conectarse a la Red, destacando el uso del teléfono móvil, la tableta y el portátil como los principales dispositivos que se usan.

La mayoría de los consumidores de SmartTV en España son hombres, jóvenes y con nivel de estudios superiores. Entre los que no tienen esta tecnología en casa, el informe indica que la principal barrera es la falta de tecnología adecuada (41%) más que la falta de interés (25%). Entre los contenidos que más se ven en las televisiones de última generación destacan las películas, las series extranjeras y el deportes, aunque tradicionalmente también se usa para contenidos no audiovisuales como la radio, videojuegos, redes sociales e incluso el correo electrónico.

Dispuestos a pagar por los vídeos

Raro es el internauta que no visualice vídeos a través de internet. De hecho, el 96% de las personas conectadas admiten usar estos servicios siendo Youtube la plataforma más usada (71%). Sin embargo, se ha producido un incremento notable del uso de los servicios a la carta (32%), seguidos de Google TV (14%), Yomvi de Canal+ (12%) y el videoclub on-line Wuaki (11%). El principal dispositivo para ver estos contenidos es el ordenador con un 81%, seguidos de lejos por otros dispositivos (smartTV, smartphone o tableta) con una penetración que se sitúa en el 12%.

Además, la interacción con el vídeo es todavía incipiente (20%) y la gente suele hacerlo a través de ordenador (70%) y del smartphone (57%), generalmente a través de redes sociales. Uno de los motivos por el que se interactúa es porque gusta opinar o leer opiniones de otros espectadores.

Un 19% de los consumidores de vídeos por internet ha pagado por ver los contenidos audiovisuales, y uno de cada 2 estaría dispuesto a ver publicidad para acceder al contenido (independientemente de si lo había pagado o no). El motivo por el que el usuario paga por ver ese contenido es por el gran interés del mismo. Si se inserta publicidad para acceder a contenidos, un 69% entiende que sería antes de ver el contenido y no durante la reproducción del mismo.

lavanguardia.com