La velocidad de internet y la fibra disparan la euforia por las nuevas redes

Cisco Systems, Infinera, Ciena, NeoPhotonics, Alliance Fiber Optic, Clearfield, JDS Uniphase, Oplink Communications… algunos de los principales fabricantes de equipos para redes de fibra óptica viven un momento de euforia en los mercados financieros. Ni siquiera las dudas que han afectado a las Bolsas en los últimos días parecen haberlas afectado.

Y es que sus acciones están cotizando en los precios máximos de los últimos dos o tres años, con avances en el último año que van desde el 164% de Alliance Fiber Optic y el 175% de Clearfield, al 57% de Infinera, el 44% de Cisco Systems, el 37% de JDS Uniphase y el 30% de Ciena. Estas subidas, según se indica en diversas publicaciones financieras estadounidenses, muestran que los inversores se están posicionando agresivamente en estas compañías.

Los fabricantes de equipos y componentes se están beneficiando del incremento de las inversiones de los operadores y las empresas en nuevas redes de fibra óptica, necesarias para hacer frente al incremento del tráfico de datos por estas infraestructuras. Es decir, la euforia por la fibra ha vuelto, al menos por el momento. En este contexto, diversas compañías están publicando datos positivos. Ciena, por ejemplo, publicó unas ventas y unos beneficios por encima de las previsiones del mercado, y anunció unas estimaciones para el conjunto del año, también por encima de lo estimado. Ciena, que tiene como grandes clientes a operadoras como Verizon y AT&T, prevé para su tercer trimestre fiscal unos ingresos de entre 515 y 545 millones de dólares, frente a unas estimaciones del mercado de 509 millones.

A su vez, Cisco pronosticó la pasada semana que los ingresos procedentes de su negocio de routersaumentarán un 25% en los próximos dos años hasta superar los 10.000 millones de dólares. Cisco, que prevé que el tráfico de internet se triplique en los próximos cinco años, lanzó hace pocos días sus equipos CRS-X, que podrán suministrar velocidades de hasta 400 gigas por segundo.

En esta línea, los fabricantes se están viendo favorecidos también por la llamada fiebre de los 100 gigas. La consultora especializada Frost & Sullivan publicó recientemente un informe en el que se estima que el mercado de equipos para esta tecnología registre un crecimiento anual del 52,2% entre 2012 y 2016. Así, su facturación anual de este segmento pasaría de 892 a 4.800 millones de dólares. Alcatel-Lucent, Huawei, Infinera, Ciena y ZTE se mantienen como principales proveedores en esta tecnología. Estos expertos creen que el mercado está impulsado por los servicios de banda ancha de alta calidad, especialmente por el crecimiento del tráfico IP, además de por el propio incremento del número de usuarios. El tráfico también se verá impulsado por el desarrollo del internet móvil y de la tecnología 4G. La eclosión de dispositivos como smartphones y tablets va a disparar el tráfico de datos y el uso de servicios basados en la nube. Un mercado que, según Forrester Research, podría mover más de 240.000 millones de dólares en 2020, frente a los 40.700 millones de 2011. Hulu, Youtube, Netflix... tienen la culpa.

Alcatel-Lucent lanza el Shift Plan

Alcatel-Lucent, bajo el mando de su nuevo consejero delegado Michel Combes, presentó ayer su nuevo plan estratégico, bautizado como Shift Plan, que sitúa como negocios principales a las redes IP y a las soluciones de acceso de ultra-banda ancha. La empresa indicó que el Shift Plan cambiará su posicionamiento desde un suministrador generalista de equipamiento de telecomunicaciones a un especialista industrial en redes IP y soluciones de acceso de ultra-banda ancha, tanto en infraestructuras fijas como móviles, en el núcleo de las redes de nueva generación. Estas actividades representarán el 85% de las inversiones en I+D en 2015.

Alcatel-Lucent dijo que prevé alcanzar en el segmento de redes troncales un incremento superior al 15% de la cifra de ventas, y llegar 7.000 millones de euros en 2015. La firma tiene el objetivo de conseguir un margen operativo superior al 12,5% en 2015, frente al 2,4% de 2012.

A su vez, la compañía prevé un ahorro en costes fijos de 1.000 millones de euros, y la venta de activos por más de 1.000 millones entre 2013 y 2015. Además, el plan tiene el objetivo de redefinir el perfil de 2.000 millones de deuda en el período 2013-2015, y una reducción futura del endeudamiento de 2.000 millones. Dentro de los cambios en el organigrama, Alcatel-Lucent comunicó que el español Federico Guillén seguirá siendo máximo responsable del negocio de redes de acceso fijo, si bien a partir de ahora tendrá funciones más amplias y reportará directamente a Michel Combes.

cincodias.com