Usar puntuación: / 0
MaloBueno 


Yoigo revoluciona las telecomunicaciones con la inversión en 4G

La filial de TeliaSonera fuerza a sus competidores a modernizar su red con una inversión inicial de 200 millones | La nueva tecnología multiplicará por cinco la velocidad de acceso a internet y cambiará el uso del móvil.

Yoigo, la cuarta operadora móvil española, se va a convertir en el impulsor de la cuarta generación móvil que multiplica por cinco el acceso a internet. Invertirá 200 millones de euros en dos años con el objetivo de alcanzar el 75% de la población española al final de 2014. El Gobierno considera esta noticia muy relevante porque demuestra la confianza de la compañía sueca Telia Sonera en la economía española y además, porque estimulará la inversión de sus competidores en una tecnología (4G o LTE) que revolucionará las comunicaciones móviles como las conocemos hoy en los próximos meses.

La velocidad que media que ofrecerá inicialmente será entre 20 y 40 megas por segundo, con una velocidad pico hasta 112 segundos. Tal rapidez cambiará la utilidad que ahora tiene el móvil. La operadora móvil iniciará la modernización de la red el 18 de julio y antes del 9 de agosto, usando las frecuencias de la banda de 1.800 megahercios (Mhz) que ganó en 2011.

El grupo, controlado en un 76,6% por la operadora sueca Telia, prevé poner en marcha el servicio comercial de 4G en la Comunidad de Madrid, sin coste adicional para los usuarios, y continuará por otras autonomías para dar servicio al 37% de la población en 2013. A finales de este año la red estará disponible en Barcelona, Sevilla, Valencia, Zaragoza, Málaga, Cádiz, Murcia y Alicante. Llegará al 75% de la población a finales de 2014 con 5.000 estaciones base, según informó su consejero delegado, Eduardo Taulet.

El despliegue de la red lo hará Ericsson y Samsung se encargará del suministro de terminales compatibles con la nueva tecnología. Desde este verano la mitad de los terminales que venda serán compatibles con el 4G. Esta decisión subsana el retraso tecnológico en que se habían sumido las telecomunicaciones, ya que España era el único de los cinco grandes países europeos que no tenía disponible un servicio comercial de 4G.

El motivo era que los grandes operadores, Movistar, Vodafone y Orange, habían estado esperando a que el gobierno les entregase las frecuencias del llamado “dividendo digital”, que se les adjudicaron en 2011 para que pudieran iniciar el despliegue de su red 4G. Sin embargo, se desconoce la fecha exacta en que estarán disponibles estas frecuencias, que usan la banda de 800 megahercios.

Hace unas semanas Orange anunció que desplegará su red usando las frecuencias que tiene disponibles, de 1.800 y 2.600 Mhz, pero el servicio no estará disponible hasta septiembre.

Yoigo no pudo optar al concurso de las nuevas frecuencias, por su delicada situación financiera, pero su situación ha cambiado. Su matriz Telia –que es quien impulsó esta tecnología en Suecia en 2009- tuvo en venta su participación, pero confirmó hace unas semanas su apuesta por su filial. Sus gestores han solventado su desventaja tecnológica tomando la iniciativa y adelantándose a sus competidores.

La operadora contaba con 3,72 millones de clientes a cierre del primer trimestre, lo que supone una cuota del mercado móvil de más del 6%. Por lo que podría convertirse en el Maverick –que es como se conoce en la jerga de la competencia a quienes rompen los “status quo” del mercado- de las telecomunicaciones. El Ministerio de Industria confía en que contribuya a animar al sector y sacarle del letargo en que se encuentra.

lavanguardia.com